Los ríos están disminuyendo su caudal de forma alarmante

Río Lozoya, Madrid

El impacto del cambio climático se percibe ya de forma clarísima en la mayoría de ríos del planeta, en forma de pérdida de biodiversidad y de disminución del caudal.

Los mayores ríos del mundo (el Río Amarillo, el Ganges, el Níger, el Colorado,…) disminuyen su caudal debido principalmente al cambio climático.

En los últimos 50 años la mayoría de los ríos del mundo han disminuido su caudal de forma alarmante y algunos de ellos sólo llevan aguas residuales.  Los ríos de poco o ningún flujo, o con grandes cantidades de aguas residuales, tienden a convertirse en focos de enfermedades.

En cambio, los ríos que se nutren del deshielo de los polos del Ártico y de los glaciares del Himalaya están aumentando su caudal. 

El agua de los ríos que llegan al Pacífico ha disminuido en un 6%.

Cada vez desemboca menos agua en los océanos. La falta de agua en los ríos puede afectar a muchas especies marinas, puesto que el agua de los ríos aporta nutrientes y minerales a los océanos.

Muchas poblaciones dependen del agua de estos ríos para todo, desde la agricultura hasta el agua potable.

En muchos lugares del mundo está aumentando de forma preocupante la necesidad de agua potable. Los países ricos han podido solventar el problema de falta de agua mediante la tecnología, construyendo más y más embalses, pero este abordaje no es exportable a las regiones más pobres, ni es sostenible a largo plazo. Hay que buscar soluciones más respetuosas con el cauce natural del río.

La disminución del agua se debe:


- al cambio climático, ya que el aumento de la temperatura afecta a los patrones de precipitación e incrementa la tasa de evaporación


- a la mala gestión de los ríos: la creación de embalses, el desvío de agua para el riego agrícola, la sobreexplotación de los recursos hídricos… Los embalses y las canalizaciones alteran claramente el funcionamiento de los ecosistemas fluviales y suponen una amenaza para las especies que viven en los sistemas fluviales, empobreciendo sus poblaciones y afectando la capacidad natural de los ríos de mejorar la calidad del agua. El río necesita que el agua fluya por su cauce; es falsa esa idea de que el agua que llega al mar se pierde.

- a la falta de controles ambientales debido a la falta de fondos que implica la crisis. El medio ambiente está menos protegido desde una perspectiva ambiental.


- a los “contaminantes emergentes” como los fármacos de uso humano y veterinario. Son un tipo de contaminantes inesperados para los que no existe regulación en la mayoría de países y que, en general, escapan a las depuradoras. . Se estima que un 20% de los ciudadanos aún tira los medicamentos al inodoro, informaron. Los ríos contienen antiinflamatorios, betabloqueantes, antibióticos, ansiolíticos y otros medicamentos. Los medicamentos que hay en los ríos tienen un claro efecto negativo sobre la biodiversidad. 

Siempre que se pone en peligro 
la biodiversidad y el ecosistema del río 
peligra también el suministro de agua.
El agua se consume de manera irresponsable como si fuese un recurso ilimitado. El ser humano necesita el agua de los ríos, lagos y  humedales para muchas cosas: para beber, para la producción de alimentos, para la industria, para generar electricidad; para re-purificarla, para la pesca, la navegación, la recreación y para las actividades culturales. Si somos cuidadosos, podemos obtener todo esto de los ríos, pero es cada vez más común que las personas vean a los ríos solamente como  proveedores de agua y como drenajes.

Datos aportados por David Dudgeon, de la Universidad de Hong Kong:


- El 10% de las especies del mundo vive en el 0,1% de la superficie que ocupan las masas de agua dulce. 
- Casi el 40% de las especies de peces de agua dulce están amenazados a escala mundial.
- El 45% de las especies de ranas está en peligro de extinción.
- En los próximos cien años habrá una extinción "catastrófica" de los animales de agua dulce, comparable a la de los dinosaurios.

Si en un río no ves peces,
no bebas su agua ni te bañes,
puede ser peligroso.

Soluciones que se barajan para la crisis de la salud del agua:
- gestionar bien el agua
- tratar adecuadamente el agua residual
- renovar los regadíos
- construir desalinizadoras
- recuperar los acuíferos (los pozos)
- mayor control medioambiental

Fuentes:
Revista Journal of Climate, perteneciente a la American Meteorological Society.
Centro nacional para la Investigación Atmosférica de Boulder, Colorado.
Seguridad Hídrica de WWF
Aiguo Dai de NCAR.
Matt McGrath de la BBC.
Sergi Sabater del Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA).
Damiá Barceló, director del ICRA.
David Dudgeon, de la Universidad de Hong Kong


Imagen de Wikipedia: río Lozoya, afluente del Jarama, el cual a su vez es afluente del Tajo, atraviesa transversalmente la Comunidad de Madrid


 Previsión 2025 según el 
International Water Management Institute
sobre la escasez de agua en el mundo

LAS ZONAS DE COLOR ROJO
Hay escasez de agua, dado que más del 75% del caudal de los ríos se asignan a la agricultura, a las industrias con fines domésticos. 

LAS ZONAS DE COLOR OCRE O DE UNA TONALIDAD AMARILLA
Casi hay escasez de agua, ya que más del 60% del caudal de los ríos se asignan a la agricultura, a las industrias o con fines domésticos. 

Nota: Hay zonas, principalmente en África, que no se han estudiado y no están coloreadas. Luego está el tema de la desnutrición en el planeta, que merece un estudio aparte. 







Fuente: 
International Water Management Institute. 2005





Para iniciarte en Reiki Heiwa to Ai ® - HAR -:
Si quieres ser un profesional de Reiki Heiwa to Ai (el sistema de sanación de la organización HAO)
INFÓRMATE AQUÍ: http://cursoshao.blogspot.com.es/


 "TODOS LOS CORAZONES SON UNO" 
 LIBRO GRATIS DE RICARD LÓPEZ: 



Protejamos la Tierra